Notas
Coaching: Una Herramienta para el Cambio
Publicado el 31/10/2012 en Funcionarios del Banco de la Nación Argentina.
http://revista.funcionarios-bna.com.ar/
Claudio Gastón Margules es Master Coach, con certificación internacional validada por la International Coach Federation (ICF), y miembro fundador de la ICF, Capítulo Argentina. Actualmente se desempeña como coach en Empresas – con más de 1300 hs. de coaching, aclara - en Equipos de Alto Rendimiento Deportivo y haciendo coaching de manera personal o “coaching de vida”. Además, trabajó 6 años acompañando el desarrollo de futuros coachs. Imparte cursos de desarrollo personal y participa como conferencista en diversos cursos y seminarios dedicados al tema. Funcionarios del Banco Nación charló con él acerca de esta herramienta que más que una técnica , según el mismo Margules confiesa, es una forma de vida.

F.N : ¿Qué es el coaching?

C.M : Se trata de una relación conversacional entre dos partes, el coachee (cliente) con su coach, o un equipo con su coach. En la misma pueden ocurrir nuevos descubrimientos, generar automotivación, diseñar acciones concretas, nuevas formas de ver una situación, mejorar los vínculos, regular el estres, definir objetivos claros y mucho más. Así como el médico ejerce la medicina, el coach ejerce el coaching. La creencia personal es que todas las personas llevan dentro suyo las herramientas y capacidades para generar las acciones que los lleven hacia donde quieren ir. Es decir, todos los resultados se centran en el cliente: él define el alcance de la conversación.

F.N : ¿Cuál es su utilidad dentro de una empresa?

C.M : En lo que respecta al coaching individual, el ejecutivo de hoy lo primero que agradece es tener una hora durante su día laboral para reflexionar sobre sus prácticas. Este “stop” le permite revisarse para fortalecerse tanto a él como a su entorno. Si bien puede hacerlo con sus colaboradores o compañeros, el hecho de tener una persona que no juzgue su tarea le permite crear más y potenciarse. Por mi experiencia trabajando en empresas de manera personal y en equipo, considero elemental para los integrantes de una compañía tener la posibilidad de atravesar por un proceso de coaching, es decir poder reflexionar sobre el quehacer cotidiano. Hay que tener en cuenta que si bien el beneficio inicialmente es de quien hace el coaching, éste rápidamente se traslada a su compañía.

F.N : Cómo es el trabajo del coach?

C.M : Como coach ontológico” (estudio del ser a través del lenguaje), trabajo en el tipo de conversaciones que cada uno de nosotros tenemos. El mejorar nuestras conversaciones hace que podamos comprendernos mejor ¿Y qué es la empresa sino conversaciones entre dos o muchos más continuamente? Hay una anécdota en la que el padre, ejecutivo de una empresa, lleva un día de vacaciones escolares a su hijo al trabajo. El niño se distrae en la oficina del padre y mientras juega observa lo que el padre/ejecutivo realiza. Al finalizar la jornada, cuando el padre le dice a su hijo que ya es hora de volver a casa, éste le pregunta: “cómo?, ¿ya trabajaste?… “pero si estuviste todo el día hablando!”.

F.N : ¿A quiénes está dirigido el coaching?

C.M : El coaching está dirigido a quienes van al encuentro de algo más; a quien se desafía a crecer, cambiar, afianzar. Requiere de apertura y no sólo racional; también requiere de la apertura emocional. Esto no quiere decir que en el coaching en la compañía debamos hablar de aspectos personales; lo que si ya es tiempo de reconocer que al trabajo llevamos emociones y éstas nos juegan un papel determinante en el devenir laboral y personal. El que dice “yo al trabajo no llevo emociones…”, quiero decirle que es imposible esta acción. Sí es posible diseñarlas o gestionarlas en función de lo que nos proponemos. No es fácil, requiere de trabajo, pero se puede.

F.N : ¿Es una herramienta muy utilizada actualmente? Por qué?

C.M : Sí, hoy el coaching está muy difundido; tal es así que en el ámbito de la empresa ya se empieza a escuchar más la pregunta “¿quién es tu coach?” y cada vez menos “¿qué es el coaching?”. El motivo es que aparece como una herramienta muy poderosa y que puede ser desarrollada y generar beneficios iniciales en corto plazo. Yo, como coach, quiero aclarar que para mí es más que una herramienta, es un modo de vivir. Mis decisiones se basan en los principios del coaching, en el reconocimiento de un legítimo otro; en reconocernos como un tipo de observador ante el mundo que interpreta según su historia, biología, cultura y demás experiencias. Que somos seres que actuamos y que actuamos como seres que somos o estamos siendo.

F.N : Los detractores de esta técnica opinan que el método tiende a exacerbar los sentimientos de superación y competitividad entre las personas…

C.M : Tomo la exacerbación como algo que aumenta transitoriamente. Por lo tanto interpreto que “los detractores” (que me pregunto: ¿quiénes son? ¿Cuándo lo dicen? ¿Para qué lo dicen? ¿Qué hechos tienen?) entienden algo que yo no comprendo. Lo que puedo decir es que el método no apunta a eso sino a encontrar nuevas miradas para que la persona se sienta alineada con quien dice y siente ser. Cuando un cliente pide coaching, y declara lo que le ocurre, está siendo muy valiente ya que le está abriendo su “alma”, su corazón al coach. Somos seres humanos y nos ocurren cosas todo el tiempo. Estoy dispuesto a conversar con los detractores para explicarles, además, que hay que ser cuidadoso con los juicios de valor que emitimos ya que términos como “superados” ó “competitivos” pueden tener que ver más con quien emite el juicio u opinión, que realmente a quien se lo juzga. El coaching maneja una herramienta para fundamentar estos juicios. Es más, esta fundamentación en la mayoría de los casos permite al cliente a destrabar cuestiones que le impedían conseguir sus metas.

F.N : Para finalizar, si tuvieras que explicarnos en una frase por qué recomendás el coaching, ¿qué nos dirías?

C.M : Los invitaría a que se conecten con lo que desean, con su misión en la vida. En el último tiempo he descubierto como sufren (y el sufrimiento es mental, no biológico) algunas personas que aún no lo han podido hacer.

Lic. Betina Pascar

 
Tiempo para invertir en uno mismo, darse espacio y entablar diálogos
Nota realizada en el programa de Noticias Positivas; Radio Palermo 94.7
El ritmo de vida actual nos lleva muchas veces a postergar actividades que nos resultan placenteras porque “no tenemos tiempo”. Ante esta situación se vuelve relevante que nos detengamos a pensar en nosotros mismos y nos propongamos invertir en nuestro desarrollo personal. El coaching ontológico nos ayuda a tomar las riendas de nuestra vida y a lograr objetivos.

Claudio Margules es profesor nacional de educación física y coach ontológico, y desarrolla programas de coaching para empresas, equipos deportivos, deportistas y particulares. En conversación con NOTICIAS POSITIVAS explicó por qué el coaching permite a las personas crear su futuro partiendo de las palabras y acciones, ser protagonistas del presente y aprender del pasado.

Margules comentó que es necesario que la persona busque ayuda para dar lugar al trabajo de coaching. “No puede iniciarse una conversación si hay alguien que no quiere hablar. Debe haber una ruptura de transparencia; el sujeto tiene que reconocer que hay una traba, un tropiezo y expresar interés en tener una conversación de coaching”. Y agregó que “suele suceder que se hace la consulta cuando se agotan los recursos y se busca la ayuda de una mirada desde afuera”.

Además, evaluó que lo más importante es crear un espacio de confianza: “Muchos agradecen sentirse escuchados”, y remarcó que los progresos dependen en gran parte de “cuánto quiere invertir cada uno, ya que es empezando por casa, en cuanto yo puedo cambiar va a cambiar el mundo”.

En relación con el coaching empresarial, el especialista sostuvo que hay muchos motivos, desde conflictos internos hasta buscar el desarrollo de los trabajadores, que pueden llevar a pensar en esta herramienta. “Las personas que integran la empresa se unen hablando, entonces una empresa es el resultado de sus conversaciones, cuanto mejor puedan conversar quienes la integran, mejores resultados va a tener esa empresa”, opinó.

Finalmente, Margules se refirió al importante rol de la mujer en el mundo laboral. Indicó que “la mujer logró vincular el trabajo con los valores familiares. No tienen que desapegarse de uno o de otro, sino que integrarlos les da más fuerza”.
 
01

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

todos los derechos reservados © 2012